top of page
  • Foto del escritorRaquel Oliva

La corona es del Rey (IV)


Salus Carnis_San José esposo de María

En el secreto de tu corazón se fraguó un amor por una #doncella hermosa. 

En el secreto de tu corazón #Yavé fraguaba esa llama.

Y se te dio todo lo soñado, pero de manera inesperada. La tomaste por esposa,  y fuiste padre, pero al modo de #Dios, pues arrojaste tu corona y fuiste por donde no sabías a donde no sabías; fuiste por donde no tenías nada para llegar a tenerlo todo; fuiste por donde nada eras, para llegar a ser todo lo que Dios te soñaba. Dios confió la #Encarnación, Madre e Hijo, a tu fragilidad. Confianza absoluta de Dios para contigo. Quién pudiera asomarse a tu cielo que tu silencio custodió, ese que Dios veía. Desposeído varón, hombre de fe. Quién pudiera amar así.

163 visualizaciones

Entradas relacionadas

Ver todo
bottom of page