top of page
  • Foto del escritorRaquel Oliva

Presbítero. Tu vida en mis manos


Presbítero en el día del seminario del seminario conciliar de Madrid

Un instante y todo cambia. Basta un instante.

Una pregunta, una respuesta, un estremecimiento.

La intuición se vuelve pregunta, la atracción decisión.

La alegría, el gozo, la perla encontrada.

Pero, ¿quién soy yo? El misterio de una elección.

Elegido.

Amado.

Encontrado.


Basta un instante.

En tu intimidad, como un susurro del Espíritu: "Ven y sígueme".

Pescador de hombres

pastor

pan roto.


Un instante y todo cambia.

Elección.

Destino.


Atado por sacramento,

para siempre atado

con indisoluble y d e s c a n s a d o lazo.

Abrazo

casa

Esposo

Amor que no suelta.

Para siempre:

en lo bueno,

en lo malo,

hasta roto,

pan partido.

Tu vida en mis manos.

Una promesa.

Para siempre tuyo.




66 visualizaciones

Entradas relacionadas

Ver todo

Comments


bottom of page