top of page
  • Foto del escritorRaquel Oliva

CONVERSIÓN


Salus Carnis_San Francisco de Asís, Dios

Suspirábamos por tener noches de vino y rosas.

Llegó el tiempo del vino y no había rosas. Llegaron las rosas, pero las rosas se marchitan. El vino se acabó.

Reparé, de pronto, en el candor de aquella vela, que brillaba discreta

Cogí la vela y me levanté de la mesa.

Salí y ya era de día.


“Conversión” en Cuadernos sin clasificar 2003

13 visualizaciones

Entradas relacionadas

Ver todo

Comments


bottom of page